Fitur con ojos de niños


FITUR es una feria profesional que el fin de semana abre sus puertas a quienes de verdad dan sentido a la feria: las viajeras y viajeros que hacen del turismo ocio y negocio. Un momento que cada vez más familias aprovechan para recorrer con sus hijos como si se tratara, que lo es, de un parque temático en el que viajar a lo largo y ancho del mundo. Algo que a los Cuatroabordo nos agota pero fascina tanto como para repetir.

La viajera CUATROABORDO jr. disfrutó tanto con Fitur en 2016 que este año no se la pierde

Muchos de ellos viajan con sus padres gracias a este turismo familiar que tanto les ofrece en su desarrollo educativo, cultural y social y que tanto nos brinda a los profesionales del sector y a este país, España, como estratégico para nuestra economía y como catalizador de formación y empleo.

Pero...¿los tenemos en cuenta como debiéramos?, ¿son considerados como el huéspeded VIP que debería ser?


¿Saben las marcas la oportunidad de oro que les brinda su incondicional apego desde la infancia que llevarán consigo para siempre y transmitirán a los suyos en el futuro? ¿miden que desde su espontaneidad y franqueza las decepciones con la marca por su trato también dejan huella?

FITUR se convierte en el castillo por descubrir, en el inicio de la aventura que pondrán en los mapas de su habitación con el anhelo que dan los sueños y la emoción por algún día hacerlos realidad. Es el turismo emoción, el turismo de aprender viajando, el turismo familiar, el viaje de la vida.

Marina IZQUIERDO