Embajadores destino turístico

Además de difundir tu propio tierra cuando vives en el extranjero haces lo propio después con el destino donde viviste y fuiste feliz . Es la marca Emoción. En la imagen,  La Valeta desde Ta´biex, mi trocito favorito del mediterráneo maltés.

Siempre he sido embajadora de mi tierra. De mi Valencia natal en la que crecí y me formé personal y profesionalmente. De Madrid, ciudad en la que ahora vivo y en la que todo puede suceder. De España entera, país que conozco bien en su rica diversidad, algo indispensable para serlo.

La vida me ha llevado además a experimentar el regalo que es vivir en otros países donde además de conocer otras culturas he llevado conmigo y difundido la mía con toda su paleta de colores: gastronomía, patrimonio artístico y natural, tradiciones, idioma, alegría…

PRESCRIPTORES INTERNACIONALES

Aflora esta vieja reflexión cuando estoy mostrando Valencia a una familia amiga italiana e inglesa que viene desde Varsovia. Están fascinados con el Oceanográfico y el Museo de Ciencias, y con ese jardín del Turia hermoso que ven desde el hotel donde se hospedan, los niños alucinados con Gulliver, y esta tarde nos vamos a recorrer el centro histórico desde las Torres de Serranos. Desean probar la horchata, están fascinados con las tapas, el domingo les he prometido llevarlos a probar una buena paella, el Bioparc en el horizonte, y acaban de estar unos días en Barcelona a dónde dicen que tienen que regresar. De Valencia partirán hacia Alicante, y estoy segura que cuando regresen a la que hoy es su residencia recomendarán en su círculo muy internacional, como es el del mundo expat, nuestras maravillas.


EMBAJADORES MARCA ESPAÑA

Cierto que cada vez se hace más uso (y con acierto) de la figura de embajador de destino turístico con alguna personalidad destacada del mundo del arte o del deporte que procede de la ciudad que quiere enriquecer su marca turística o desde la global marca España. Cierto que cada vez somos más los profesionales del turismo, periodistas, bloggers y comunicadores, que además de contar otros destinos nos convertimos en embajadores entusiastas de nuestra tierra.

TODOS SOMOS POTENCIALES EMBAJADORES

Pero también es cierto que todos somos en cierta medida potenciales embajadores de destino turístico de la tierra que nos vio nacer o de aquella en la que crecemos como personas, en la que formamos nuestras familias, en las que nos desarrollamos profesionalmente. Y más lo seríamos si se nos brindara la oportunidad de serlo a conciencia, de enseñarnos a amar nuestro patrimonio ya desde la infancia. de invitarnos a conocer historia y leyenda de nuestra ciudad, pueblo, comarca, de tenernos al día de las nuevas iniciativas Unesco, banderas azules, festivales, proyectos... 

Si se contara de verdad con los ciudadanos anónimos para poner nombre y apellido a una experiencia. Es la marca España de la buena, la marca Emoción que en el turismo familiar con la comunicación nata y altruista de las madres prescriptoras teje puentes y derriba fronteras.


Algunos destinos comienzan tímidamente a darse cuenta del gran potencial que tienen para difundir sus joyas de la mano de sus propios ciudadanos y ciudadanas, ¿y el tuyo?, ¿cuenta ya con programas específicos para hacer de sus habitantes los mejores embajadores de destino turístico?

Marina IZQUIERDO