Cruceros: VACACIONES en Familia

España es el cuarto país de Europa en cuanto a beneficios derivados del turismo de Cruceros
No suelen dejar indiferentes. O te encantan o no te pillan en uno ni de casualidad. Aunque el que no lo ha probado aún, todavía transita por la calle de la duda. Pero de lo que no cabe duda es que el Crucero es una forma de viajar en la que las VACACIONES, si vas en familia, se pueden escribir en mayúsculas. Sobre todo si vacaciones supone desconectar, disfrutar de tiempo para uno, disfrutar de tiempo para compartir, descansar, vivir nuevas experiencias…

Se trata del producto vacacional que más crece por lo que respecta a viajes familiares. De hecho, el perfil del crucerista ha cambiado en los últimos años, sobre todo por lo que respecta a la edad más repetida que ha ido bajando. Las parejas siguen siendo la mayoría mientras que las de mediana edad con hijos, familias, le siguen a la zaga.

España es el cuarto país en Europa en cuanto a beneficios se refiere derivados del Turismo de Cruceros con unos ingresos estimados en 2011 de 1300 millones de euros. Por delante, Italia, Reino Unido y Alemania.
En cuanto a sus puertos, destaca el de Barcelona por ser el más importante, el de Málaga premiado como el mejor y el de Valencia por convertirse en el que más ha crecido estos años. Todo ello sin olvidar el segundo en tránsito, Mallorca, así como Cádiz, Las Palmas, Vigo, Tenerife, Bilbao o Cartagena entre el "top ten" más activos.Tanto si se trata de salida como de escala las ventajas son indiscutibles. Para las familias viajeras, la comodidad de no tener que tomar un avión. Para la ciudad, además de la promoción turística, la entrada de divisas desplegadas en los diferentes agentes turísticos que intervienen. Un estudio del puerto de Málaga calcula el gasto medio por crucerista de 50 euros cuando es escala y 135 cuando se trata de puerto base.   

NIÑOS GRATIS

Los cruceros se han convertido en un producto de viaje tan demandado en los últimos años que la mayoría de los buscadores de viajes lo sitúan en una pestaña preferente entre sus diferentes ofertas. Y a ello se suma la actividad de las propias compañías navieras y páginas web sobre cruceros.

De hecho, febrero, el mes estrella, a veces alargado a marzo, viene cargado de promociones y llamadas de atención en las que vale la pena detenerse. Las familias hacemos la cuenta y claro, más allá de la monoparental, si son tres, cuatro o cinco, sube…pero también es cierto que hay que descontar comida y alojamiento del monto total. Y otra ventaja, hay camarotes incluso quintuples, cosa que a veces se convierte en misión imposible a la hora de reservar una habitación familiar en un hotel.

En cuanto a los niños gratis, hay que mirar bien la letra pequeña porque normalmente pagan el 50 por ciento aunque hay ofertas de aviones gratis (solo las tasas). Otra cosa es que sean bebés. 


Otro cantar son las excursiones. Muchas veces reñidas por lo que a calidad-precio se refiere y no siempre elaboradas pensando en los más pequeños. Lo bueno es que cada quién puede elegir si contratar una, todas o ninguna, y/o aventurarse por la ciudad de turno. FELIZ TRAVESÍA.